Los 10 errores que debes evitar en tu blog

Los 10 errores que debes evitar en tu blog

Por en May 14, 2014

Los blogs se han convertido en una herramienta poderosa de difusión para las empresas modernas. Las grandes compañías los utilizan como un medio para hablar de un tema en particular y convertirse en fuentes especializadas o líderes de opinión. En las pequeñas empresas los blogs son una buena alternativa para darse a conocer y ofrecer productos o servicios, especialmente si no se tienen los recursos suficientes para crear un sitio web profesional.

imagenblog

En cualquier caso, es evidente que los blogs cuentan con ciertas características que los convierten en medios de difusión muy efectivos. Ponerlos en marcha no requiere de conocimientos técnicos avanzados, por lo cual su gestión puede estar a cargo de alguien al interior de la empresa; pueden ser más influyentes en ciertos casos que los medios tradicionales y convertirse al tiempo en generadores de noticias; permiten comunicarse directamente con determinados públicos, influir en ellos y escuchar lo que tienen para decir. Todo esto sin mencionar que no se necesita invertir mucho dinero para “echar a andar” un blog y mantenerlo funcionando.

Pero a pesar de todas las ventajas que los blogs ofrecen son muchos los casos en los que su potencial se desperdicia, en especial cuando no se tiene certeza sobre cómo emplearlos adecuadamente. Heidi Cohen, reconocida experta en marketing digital y medios sociales nos cuenta cuáles son los 10 errores que debes evitar en tu blog y nos da algunos consejos para hacer de este medio una plataforma efectiva para llegar a los clientes.

1- No saber cuál es la razón para bloguear.
La experta aconseja fijarse metas y preguntarse por lo que se quiere lograr al bloguear.

2- No saber quién es tu audiencia.
Es útil elaborar el perfil de las personas a las que quieres llegar. De esta forma puedes escribir contenido específico para una audiencia en particular.

3- No publicar contenido periódicamente.
Si no publicas con regularidad los lectores no sabrán cuándo buscar nuevo contenido. Define qué tanto contenido vas a publicar y con qué frecuencia.

4- No tener branding.
El branding no es exclusivo de grandes compañías. Las pequeñas empresas requieren de él para hacer que su estructura de medios gane notoriedad. Heidi Cohen recomienda fijar estándares de branding para el blog, poniendo atención en el nombre, la tipografía y el uso de los colores, entre otros elementos.

5- No hacer nada distinto a vender.
No se trata solamente de mostrar lo que tienes para vender. Lo importante es ofrecer contenido que ayude a los clientes a tomar decisiones de compra, como información del producto, respuestas a las preguntas más frecuentes y reseñas de otros clientes sobre tus productos.

6- No generar contenido atractivo.
Hay que dedicar tiempo a generar contenido de calidad sobre temas que les interesen a los lectores. Esto supone un trabajo de investigación, lectura y análisis.

7- No optimizar el blog para la búsqueda de contenido.
La información contenida en el blog debe ser fácil de encontrar y leer. Es importante que los encabezados del texto atraigan la atención del lector y que se incorporen palabras clave en el título y en el cuerpo del artículo.

8- No apoyar la distribución.
Esto tiene que ver con la construcción de la audiencia y las formas de poner los contenidos a su alcance. Por ejemplo, es una buena idea darles a los lectores la posibilidad de recibir los posts del blog por email o publicar los artículos en las redes sociales y en el sitio web de tu empresa.

9- No respaldar el blog con suficientes recursos.
Crear un blog requiere de esfuerzo y recursos. Para mantenerlo se necesita destinar presupuesto que debe invertirse en recursos tecnológicos, redacción de textos, gráficas e imágenes, entre otros.

10- No prestar atención a las métricas del blog.
Es necesario examinar el desempeño del blog para hacer mejoras. Cohen resalta la importancia de comparar los resultados del blog con las metas planteadas inicialmente, por ejemplo la cantidad de ventas que se consigue a través de este o de conversaciones que se generan en torno a los temas que propone.

Si bien crear y mantener un blog requiere de mucho trabajo, los beneficios que se consiguen justifican el esfuerzo. Ganar notoriedad, convertirse en un líder de opinión, establecer un diálogo con los clientes y lograr más ventas son oportunidades que no puedes desaprovechar al subestimar el poder de tu blog y cometer errores en su gestión.

Imagen de Christian Schnettelker.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.